Una gallina «clueca» o «gallina ponedora» en ingles broody hen, es una gallina que ha entrado en un estado de «cloqueo» o «anidamiento» en el que está decidida a poner huevos y criar polluelos. Durante este tiempo, la gallina puede ser menos productiva en la producción de huevos y puede mostrar comportamientos como sentarse constantemente en su nido o volverse agresiva si se molesta. Este es un comportamiento normal en las gallinas y puede durar de varias semanas a varios meses.

La «broody hen» es un término utilizado para describir a una gallina que está en estado de incubación y preparada para incubar huevos y criar polluelos. La mayoría de las razas de gallinas son capaces de ser «broody hen» y tienen un instinto natural de proteger y cuidar sus huevos.

El proceso de incubación comienza cuando la gallina comienza a recoger y sentarse en sus huevos. Durante este tiempo, la gallina mantendrá los huevos calientes y los volverá constantemente para asegurarse de que se desarrollen adecuadamente.

Si bien el proceso de incubación natural es muy efectivo, a veces es necesario ayudar a la gallina ponedora, especialmente si es la primera vez que lo hace. Por ejemplo, se puede proporcionar un lugar cómodo y cálido para que la gallina pueda sentarse y mantener los huevos calientes, o se pueden colocar huevos artificiales para estimular su instinto de incubación.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las gallinas ponedoras también requieren atención y cuidados adicionales durante el proceso de incubación. Es importante que tengan acceso a agua fresca y alimento adecuado, y que se les permita descansar y salir del nido para estirarse y alimentarse.

En resumen, la gallina ponedora es una parte importante del proceso de crianza de polluelos y es una habilidad natural que la mayoría de las razas de gallinas tienen. Con un poco de ayuda y cuidado adicional, las gallinas pueden ser excelentes madres y garantizar el éxito de la incubación y la crianza de los polluelos.

  Guía para criar pollos sanos