El enigmático comportamiento de las gallinas cluecas.

 

Dentro del vasto universo de las aves de corral, las gallinas cluecas ocupan un lugar especial. Son gallinas que, siguiendo una llamada interna, despiertan un potente instinto maternal, manifestando un comportamiento único de incubación de huevos. Aunque en las granjas comerciales modernas las gallinas se crían principalmente por su capacidad de producir huevos, en la naturaleza, muchas gallinas tienen este instinto incubador arraigado.

Pero, ¿qué desencadena este comportamiento en algunas gallinas y no en otras? ¿Qué cuidados especiales requieren durante este período? ¿Es beneficioso o perjudicial permitir que una gallina se vuelva clueca en un entorno controlado? En este artículo, nos sumergiremos en el intrincado mundo de las gallinas cluecas, analizando su comportamiento, los métodos adecuados para cuidarlas, y brindando consejos prácticos para aquellos que decidan embarcarse en la maravillosa aventura de criar polluelos con la ayuda de estas madres naturales.

Criar polluelos a la antigua: Las maravillas de las gallinas cluecas.

En el mundo de la avicultura, criar polluelos suele implicar el uso de incubadoras artificiales y otros métodos modernos. Sin embargo, existe una forma más natural y tradicional de criar polluelos: aprovechando las maravillas de las gallinas cluecas. Estas gallinas, con su instinto maternal innato, pueden convertirse en madres excepcionales y brindar una experiencia de cría única y enriquecedora.

    • Comportamiento de las gallinas cluecas: Las gallinas cluecas muestran comportamientos específicos que indican que desean incubar huevos. Pueden pasar largos periodos en el nido, protegiendo y empollando los huevos. Durante este tiempo, pueden volverse más territoriales y defensivas, protegiendo sus huevos o polluelos de cualquier amenaza percibida. Algunas gallinas cluecas incluso pueden adoptar huevos no fertilizados o de otras especies, como patitos, y cuidarlos como si fueran sus propios polluelos.
    • Cuidado de las gallinas cluecas: Cuando una gallina se vuelve clueca, es importante brindarle un ambiente adecuado y seguro para que incube sus huevos. Se le debe proporcionar un nido cálido y tranquilo, alejado de otras aves y perturbaciones. Además, es fundamental asegurarse de que la gallina tenga acceso a agua y alimento, ya que puede pasar largos períodos sin salir del nido. También se debe tener en cuenta que las gallinas cluecas pueden volverse agresivas hacia otras aves, por lo que es recomendable separarlas del resto del grupo.
    • Uso de gallinas cluecas en la cría de polluelos: Las gallinas cluecas pueden ser aprovechadas como una forma natural de incubar y criar polluelos. En lugar de utilizar incubadoras artificiales, se puede permitir que las gallinas cluecas empollen huevos fértiles o polluelos recién nacidos. Esto les brinda a los polluelos un entorno más natural y la oportunidad de aprender de su madre gallina. Sin embargo, es importante supervisar y asegurarse de que la gallina clueca cuide adecuadamente a los polluelos y los proteja de cualquier peligro.
    • Consideraciones adicionales: Aunque las gallinas cluecas pueden ser una opción natural y práctica para incubar huevos, también existen algunos desafíos. Algunas gallinas cluecas pueden abandonar el nido o dejar de incubar los huevos prematuramente. Además, la incubación natural puede tener una tasa de éxito más baja que la incubación artificial. Es importante estar preparado para estos posibles escenarios y tener un plan de respaldo en caso de que sea necesario.

Cómo evitar que las gallinas se vuelvan cluecas: Consejos prácticos.

Las gallinas cluecas, aunque muestran un comportamiento natural y maternal, pueden presentar desafíos en la producción de huevos y en la dinámica del gallinero. Si deseas evitar que tus gallinas se vuelvan cluecas, aquí tienes algunos consejos prácticos que puedes seguir:

    • Elimina los huevos con regularidad: Las gallinas cluecas suelen comenzar a incubar huevos cuando acumulan un número significativo en el nido. Retirar los huevos del nido de manera regular, preferiblemente varias veces al día, puede ayudar a prevenir que las gallinas se vuelvan cluecas. Al quitar los huevos, interrumpes el proceso de acumulación y estimulas a las gallinas a continuar poniendo.
    • Controla la iluminación: La luz juega un papel importante en la regulación del comportamiento clueco en las gallinas. Proporcionar un ciclo regular de luz y oscuridad puede ayudar a prevenir que las gallinas se vuelvan cluecas. Asegúrate de que las gallinas tengan al menos 14 horas de luz diaria para estimular la producción de huevos, y evita la exposición a la luz durante la noche.
    • Proporciona un ambiente cómodo y estimulante: Un ambiente adecuado y enriquecedor puede ayudar a prevenir que las gallinas se vuelvan cluecas. Asegúrate de que el gallinero tenga suficiente espacio para que las aves se muevan y realicen comportamientos naturales. Proporciona material de nidificación, como paja o virutas de madera, para que las gallinas tengan la opción de construir nidos, pero evita acumular demasiado material, ya que esto puede fomentar el comportamiento clueco.
    • Controla el estrés y las interrupciones: El estrés y las interrupciones pueden desencadenar el comportamiento clueco en las gallinas. Evita situaciones estresantes, como ruidos fuertes, cambios bruscos de temperatura o la presencia de depredadores cerca del gallinero. También es importante minimizar las interrupciones frecuentes en el nido, como revisar y manipular los huevos con demasiada frecuencia.
    • Utiliza métodos de cría selectiva: Al seleccionar gallinas para tu gallinero, considera dar prioridad a aquellas que no tienen predisposición genética al comportamiento clueco. Al elegir aves de razas menos propensas a volverse cluecas, puedes reducir la incidencia de este comportamiento en tu población de gallinas.

Recuerda que, aunque estos consejos pueden ayudar a prevenir que las gallinas se vuelvan cluecas, no garantizan que todas las aves eviten este comportamiento. Algunas gallinas pueden mostrar un instinto maternal más fuerte que otras. En caso de que una gallina se vuelva clueca a pesar de tus esfuerzos preventivos, puedes considerar opciones como reemplazar los huevos con huevos falsos o desviar su atención hacia otras actividades, como proporcionarles un espacio para pollos de juguete o permitirles interactuar con polluelos reales.