En cualquier negocio que se emprenda ya sea a nivel macro o a nivel micro, el ámbito relacionado a la infraestructura es siempre fundamental. Contar con óptimas instalaciones siempre favorecerá la potenciación de los resultados, esta máxima aplica perfectamente al mundo de la avicultura donde son muchos los detalles que se deben tomar en cuenta para garantizar el éxito de la actividad de crianza y comercialización de la parvada. Son muchos los aspecto que se pueden desglosar al hablar sobre las características que deben tener las instalaciones para la crianza de pollos sin embargo entre esa lista de variables a mencionar son de primerísima importancia las relacionadas a los materiales apropiados para la construcción de las granjas y las tecnologías que se pueden instalar en aras de contribuir a una perfecta climatización.

En una granja con miras o pretensiones de expansión y consolidación en el mercado se estima que cuantitativamente hablando deben haber entre 25000 y 30000 pollos los cuales en unas instalaciones estándar se distribuirían aproximadamente en 18 pollos por cada m2, tal realidad obliga al avicultor a tomarse muy serio lo vinculado a las instalaciones de su inversión ya que cualquier detalle que sea dejado al azar o tratado con desdén o poca importancia puede y generalmente repercute de forma negativa en el proceso de cría y desarrollo de las aves. De ahí que, blindar las instalaciones siguiendo los siguientes consejos y observaciones protegerá la inversión e todos aquellos que pertenecen a este productivo mundo de la cría de pollos.

Los materiales y su diversidad

Cuando hablamos de los materiales empleados en la construcción de granjas e instalaciones para la cría de pollos nos encontramos ante un gran abanico de posibilidades unas más fiables que otras, sin embargo casi todas reúnen las cualidades necesarias para la construcción segura y de calidad. Hay tres casos puntuales que despuntan por encima del resto, se trata del hormigón, los bloques de cerámica y la chapa galvanizada. Esta triada se ha posicionado como los mejores materiales de construcción pese a los cambios y la evolución sufrida en el ramo en los últimos años. En este apartado analizaremos cada uno de ellos evaluando ventajas y desventajas.

En el caso del hormigón es uno de los materiales más fuertes y por ende elegido por muchos avicultores en aras de garantizar la seguridad de los polluelos. Una de las principales virtudes de este material es el balance favorable entre precio y calidad, ya que en la mayoría de los países se puede adquirir a precios relativamente accesibles lo cuales se justifican en su contrastada calidad y consistencia que le da firmeza y confiabilidad a la estructura en cuestión. Una de las áreas donde el hormigón es referencia es en la construcción de suelos ya que con su facultad para aislar la humedad ayuda en gran manera a mantener el equilibrio térmico necesario dentro del espacio.

Por su parte, los bloques de cerámica también constituyen una opción de calidad superlativa, sin embargo es una de las caras del mercado lo cual puede influir en la decisión de muchos avicultores que como es lógico deben desarrollar un espíritu comercial empresarial que los lleve a invertir relativamente poco para ganar mucho. Aun así, es menester plantearse esta opción más allá del alto costo y de las complejidades inherentes a la instalación. De hecho, en la actualidad son muchos los avicultores que se decantan por esta opción con miras a garantizar en el mediano y largo plazo la viabilidad y sustentabilidad de la granja en lo relacionado a la infraestructura.

De igual forma, el sándwich de chapa galvanizada se presenta como la opción más ecléctica y hasta cierto punto ideal a los efectos de blindar nuestra granja con materiales de alta calidad. Y es que en el caso de este material en particular reúne una serie características positivas que son de decisiva importancia a la hora de generar un hábitat favorable para el nacimiento, crecimiento y desarrollo de nuestra parvada. En este sentido, algunas de esas bondades tienen que ver con: un buen aislamiento, rapidez de instalación y buenas propiedades higiénicas y de limpieza. Todo este combo debe ser valorado si queremos contar con instalaciones de vanguardia en que potencien en grado superlativo nuestro rendimiento como avicultores.

 

El aire y su relación con las instalaciones para cría de pollos

En aras de garantizar la salud y el correcto crecimiento y desarrollo de la parvada hay ciertas variables y elementos que debemos priorizar si queremos destacarnos en nuestro trabajo y tener niveles de producción estándar o excelentes. Elementos como el agua se asumen como vitales a la hora de pensar en la edificación de las instalaciones para la crianza de pollos, pero conjuntamente con el vital líquido se encuentra un elemento igual de trascendental, se trata de aire. Para hacer un uso consiente del aire y no dejar ningún cabo suelto que pueda alterar de forma considerable la temperatura al interior de la granja hay una serie de métodos de construcción que pueden optimizar tus instalaciones a este respecto.

Si nos referimos a las tendencias actuales que imperan y marcan la pauta en el mercado hay que decir que se está priorizando la construcción de granjas de pollos sin ventanas, en aras de darle lugar al uso de trampillas. Ahora bien, la instalación y sobre todo el posicionamiento de las mismas debe ser objeto de planificación concienzuda de parte del avicultor y su equipo de trabajo en aras de alcanzar una aclimatación óptima que favorezca una ventilación adecuada en intensidad y lugar. Entre las posibilidades que puedes manejar está el sistema de ventilación mínimos, el sistema de túneles y el sistema de ventilación mixto: Túnel- mínimos. Los tres ofrecen múltiples bondades que puedes considerar en aras de hacer una inversión de calidad acorde a tu presupuesto.

Detalles finales

La infraestructura es más que la fachada externa e interna de un lugar o negocio particular, como vimos en el caso de la crianza de pollos, tener una buena instalación permite potenciar y perfeccionar tu actividad lo cual redundara positivamente en los beneficios materiales de tu actividad como avicultor. Tomando en consideración esto, cualquier inversión que se haga en este apartado regresara a tu bolsillo más rápido de lo esperado y forma constante y segura.

  Estrategias para el transporte efectivo de huevos fecundados