LA INNOVACIÓN DE ZUCAMI COMO SEÑA DE IDENTIDAD.

Nuestro innovador y revolucionario sistema de montaje permite tener la instalación en modo operativo en un tiempo más rápido, gracias a un concepto sencillo e intuitivo.
Todos los modelos están diseñados con formas lisas y redondeadas, creando superficies de confort agradables para las aves. Su bienestar es nuestra prioridad.
Su característico color verde, seña de identidad de Zucami y mundialmente reconocido, está presente en toda nuestra amplia gama de productos avícolas. ZUCAMI es un referente de la AVICULTURA MODERNA

ZUCAMI CUENTA CON UN PRODUCTO PARA CADA NECESIDAD.

Proponemos una amplia gama de posibilidades en todos nuestros productos.
Para la producción de huevos, disponemos de sistemas conforme a las normativas de bienestar animal así como de «opciones convertibles» en dos fases.
También se incluyen en nuestro catálogo: el aviario, la cría-recría de pollitas, producción de pollos de carne, reproductoras ligeras, gallos y codornices de puesta.

ZUCAMI controlar totalmente los parámetros productivos. 

CONTROL DE LA CLIMATIZACIÓN.

Se realiza un estudio específico y, conforme a las condiciones climáticas de la zona, se instalan todos los sistemas necesarios: paneles evaporativos, ventiladores, chimeneas y ventanas de apertura regulables automáticamente.

ALIMENTACIÓN.

Tanto las tolvas autopropulsadas como la cadena de alimentación garantizan que las aves reciban su ración de pienso diaria, de forma equilibrada y por igual.

RECOLECCIÓN.

Disponemos de dos sistemas de recolección, ascensor y noria. En su parte inicial, cada fila incorpora uno de estos sistemas automáticos de recolección de huevos. Los huevos se acunan en un transportador, para su posterior centralización y clasificación. Nuestros sistemas reducen al mínimo el porcentaje de huevos desclasificados por roturas, fisuras o suciedad.

TRATAMIENTO Y SECADO DE GALLINAZA.

El sistema de secado SECONOV: utiliza la energía calorífica de las propias aves y permite obtener un porcentaje de materia seca del 80-85% en 24 horas, sin olores, insectos ni gases derivados del amoniaco.